Empodera a tus hijos para que tomen decisiones financieras inteligentes

Empodera a tus hijos para que tomen decisiones financieras inteligentes

Hoy más que nunca es importante que los niños y jóvenes sean económicamente equipados y empoderados para construir un futuro próspero. Como padre, debes ser proactivo y promover que tus hijos reciban los conocimientos y desarrollen las habilidades para tomar decisiones financieras inteligentes a lo largo de sus vidas.

Enseñar a tus hijos a desarrollar una relación sana con el dinero puede tener un efecto positivo para toda la vida, y mejorar sus propios conocimientos, capacidades y actitudes con respecto al dinero.  Al transferir gradualmente más responsabilidad financiera a sus hijos, ellos obtendrán experiencia en la planificación, en elegir opciones, y en aprender a vivir independientemente.

A continuación, te damos algunos consejos sobre cómo puedes empoderar económicamente a tus hijos desde temprana edad:

  • Conversa a diario sobre el tema: Mantén conversaciones con tus hijos sobre el tema del dinero, teniendo en cuenta sus edades. Cuéntales cómo tomas tus decisiones diarias de gastos y ahorros. También se beneficiarán al enterarse de los errores que has cometido en el pasado, y lo que has aprendido de ellos. Diles que siempre pueden recurrir a ti para obtener información y consejos sobre finanzas.
  • Empieza a una edad temprana: Tan pronto como tus hijos sepan contar, puedes introducirlos al dinero: dólares y centavos. Cuando tengan la edad suficiente para ir de compras juntos, puedes presentarles las ideas de gastar, ahorrar y cómo se usa el dinero para hacer transacciones.
  • Discute los elementos básicos: Una vez que los niños entienden la idea del dinero, preséntales los conceptos básicos para usar el dinero con inteligencia
    • Reconocer la diferencia entre necesidades y deseos, y cómo hacer compromisos. Los niños tienen que entender que no se puede tener todo lo que quieren. Tienen que identificar sus prioridades y hacer compromisos.
    • Establecer objetivos y ahorrar para alcanzarlos: Ayuda a tus niños a establecer objetivos y enséñeles el hábito de ahorrar con regularidad para alcanzar esos objetivos. Como incentivo adicional, considera ofrecerles hacer una contribución igual a la cantidad que ellos ahorran.
    • Hacer crecer el dinero: Explicar el concepto de ganar intereses y el poder de la capitalización de intereses para que el dinero crezca con mayor rapidez.
    • Comprar con inteligencia: Aconsejar a los niños que comparen ofertas antes de comprar, que hagan preguntas y que piensen bien en una compra antes de hacerla.
    • Llevar registros: Enseña a tus niños a guardar los recibos. Esto les permitirá llevar cuenta de lo que compran y de cuánto gastan, y, si es necesario, a devolver lo que han comprado.
  • Incluye a tus hijos en el equipo financiero de la familia: Puedes ayudar a tus hijos a aprender sobre el dinero, incluyéndolos en sus actividades y decisiones financieras:
    • Haz que tus hijos te acompañen cuando vayas de compras y te ayuden a recortar cupones, buscar ventas con rebajas y comparar calidad, servicio y precio.
    • Antes de hacer una compra grande, discutan los pros y contras con la familia. Esto ayudará a tus hijos a reconocer la importancia de evaluar alternativas.
    • Si tu hijo te pide cosas caras que la familia no está en condiciones de pagar, no lo aceptes; aténgase a tu presupuesto familiar. Utiliza la situación como oportunidad de enseñanza al dar a tu hijo las razones específicas de tu decisión.
  • Dales una mesada: Al dar a los niños una mesada, tienen una importante oportunidad para practicar sus habilidades para la administración personal del dinero, algo que necesitarán durante toda la vida. A una escala pequeña y manejable, un ingreso les permite tomar sus propias decisiones y cometer sus propios errores – y sufrir las consecuencias. Considera una cantidad de dinero suficiente para cubrir lo esencial y los gastos discrecionales. Este método ayudará al niño a reconocer la diferencia entre las necesidades y los deseos, y a fijarse prioridades con respecto a los gastos. Ayuda a tu hijo a crear un presupuesto personal y a preparar un plan de gastos.
  • Deja que tus hijos tomen decisiones sobre el dinero: Aconseja a los niños dividir su mesada y las ganancias adicionales en tres categorías: un fondo para gastar, uno para ahorrar y uno para compartir o donar. Aconseja a tus niños ahorrar regularmente una parte de la mesada que reciben. Ayúdelas a entender que, dado que nadie sabe qué va a pasar en el futuro, conviene tener ahorros. Si apartan dinero inmediatamente cada vez que reciben dinero, no se sentirán tentados de gastarlo. Deja que los niños decidan cómo usar el dinero restante, pero aconséjales que lleven cuenta de lo que gastan. Si no se hace un seguimiento, el dinero puede desaparecer rápidamente sin que ellos se den cuenta. Explícales que la mayoría de la gente no puede permitirse comprar todo lo que desea, por lo cual tiene que hacer concesiones y elegir entre las distintas opciones para gastar.
  • Aconséjales establecer metas personales: Pídeles a tus niños que hagan una lista de todo lo que desean, y que organicen la lista en metas inmediatas, a corto plazo y a largo plazo. Esto les ayudará a aprender a tomar decisiones y a hacer compromisos, a fijar prioridades y a distinguir entre necesidades y deseos.
  • Visita el banco con tus niños: Cuando los niños empiezan a entender el concepto de interés, llévalos a un banco para abrir una cuenta de ahorros con intereses. Enséñales cómo hacer depósitos y retiros, cómo llevar un registro de la cuenta, cómo cuadrar su cuenta y cómo usar los servicios bancarios en línea para hacer un seguimiento de la actividad de la cuenta. Los adolescentes también pueden abrir una cuenta, preferiblemente una cuenta sin ningún requisito de saldo mínimo ni cargos mensuales. Guía a tus niños para que usen sus cuentas de manera responsable.
  • Promueve a que tengan un trabajo parcial cuando son jóvenes: Un trabajo a tiempo parcial puede ser útil a los jóvenes para aprender más sobre cómo ganar dinero y cómo administrarlo. Sin embargo, asegúrate de que la escuela sea la máxima prioridad de tus hijos. Los adultos jóvenes tienen que aprovechar la oportunidad de concentrarse en los estudios. Vigila continuamente si el trabajar está perjudicando los estudios. Evalúa también si el ambiente y los valores del empleador son influencias positivas y sanas para tu hijo.

 

La educación financiera inspira a los niños y jóvenes a ser ciudadanos económicamente empoderados; es el camino hacia una mejor toma de decisiones relacionadas con los temas financieros que incide sobre el bienestar, tanto personal, como el de sus familias.

 

Fuente: http://www.handsonbanking.org/library/es/COMO%20HABLAR%20CON%20SUS%20HIJOS%20SOBRE%20EL%20DINERO.pdf

General

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Protected by WP Anti Spam