Qué hacer si te desviaste de tus metas anuales

Qué hacer si te desviaste de tus metas anuales

General Planificación y Presupuesto

Cuando comienza el año tienes muchas metas financieras en mente. Planificas gastar menos, ahorrar más, comenzar a ahorrar para el retiro y crear tu fondo para imprevistos. Ahora, que ya han transcurrido algunos meses del año, ¿cómo van tus metas?

Si esta pregunta te hace sentir un poco decepcionado, no te preocupes, te entendemos; puede ser que tus metas fueron muy ambiciosas o que tuviste algunos imprevistos durante este año que te desviaron del camino para conseguirlas.

Ahora que ya han transcurrido algunos meses, puede ser que te sientas rendido y esperas que se acabe el año para plantearte nuevas metas el próximo. Pero, no te rindas aún, no es tan tarde para poder conseguir tus metas de este año.

Paso 1: Descubre qué tan desviado del camino estás

Antes de realizar un plan para encaminarte para conseguir tus metas, debes identificar qué tan desviado estás del camino. Por ejemplo, si tu meta del año era incrementar tu patrimonio, calcula tu patrimonio actual sumando todo el dinero que tienes en tus cuentas bancarias, inversiones, bienes y restando tus deudas. Si tu meta era disminuir las salidas a comer fuera de casa, revisa cuánto has gastado en este rubro durante el año, revisa tus estados de cuenta o estima cuándo has gastado cada semana. Si tu meta era pagar tus deudas, chequea cuánto estás debiendo al momento.

Analiza toda tu información financiera que tengas disponible para conocer cuál es tu panorama financiero actual.

 

Paso 2: Identifica por qué te desviaste del camino

Ahora que ya conoces los números, es momento de hacerte un autoanálisis para conocer qué fue lo que te hizo desviar del camino. Podrás identificar una causa específica, puede ser alguna emergencia o imprevisto que te ocurrió durante el año.

Pero, si no eres capaz de identificar una causa, puede ser que nunca tuviste un plan en marcha para conseguir tu meta. En su mayoría, la gente se propone metas muy generales, como: “Quiero ahorrar mucho dinero”, pero no tienes una idea clara de cómo lo vas a conseguir. O puedes haberte propuesto disminuir los gastos en el supermercado, pero no fuiste muy específico en cómo lo lograrías, ni te planteaste un monto de cuánto quisieras gastar.

En el caso de que sí hiciste un plan, puede ser que no fue sostenible en el largo plazo. Puede ser que fuiste muy general y no identificas los detalles o un plan de acción para conseguir la meta.

Si identificas las razones por las que no estás consiguiendo tus metas, puedes comenzar a trabajar en el siguiente plan de ataque para poder alcanzarlas.

 

Paso 3: Presiona el botón de reseteo

Dependiendo de qué tan lejos estés de alcanzar tu meta, valdría la pena que revises nuevamente tus metas financieras para convertirlas en metas más razonables y alcanzables.

Utiliza la técnica SMART, que dice que tus metas deben ser específicas, medibles, accionables, realistas y con una temporalidad. Por ejemplo, si tu meta para el año fue ahorrar más dinero, la puedes convertir en una meta SMART si la redefines: “quiero ahorrar $100 dólares mensuales en mi cuenta de ahorros en los próximos 6 meses, y tener $600 para irme de vacaciones a la playa con mi familia por fin de año”

 

Paso 4: Define metas semanales

Muchas veces, la gente se desvía de sus metas porque no rastrean su progreso con mayor frecuencia. Desarma tu meta del año en metas más pequeñas que puedas rastrearlas con mayor periodicidad, como cada semana.

Por ejemplo, si tu meta financiera fue no gastar más de $200 mensuales en gastos discrecionales (restaurantes, ropa, conciertos, fiestas), será más fácil planificar no gastarás más de $50 cada semana. Esto te facilitará dar seguimiento a tus gastos, ya que puedes identificar cada semana cuánto dinero destinaste a estos gastos y tomar correctivos si te desviaste.

 

Paso 5: Automatiza lo que puedas

Evalúa lo que puedas automatizar para alcanzar tus metas de forma más fácil. Por ejemplo, puedes programar pagos automáticos de tus tarjetas de crédito para disminuir tus deudas y no pagar los mínimos, o programar débitos de ahorro de tu ingreso mensual hacia una cuenta de ahorros.

 

Aún no es tarde para retomar el camino para conseguir tus metas. Pon en práctica estos consejos y mira cómo alcanzas tus metas propuestas.

 

Tomado y adaptado de: www.learnvest.com

5 mitos sobre el retiro

5 mitos sobre el retiro

Ahorro General Planificación y Presupuesto

Cuando piensas sobre el retiro, ¿Qué imagen se te viene a la mente?

¿Te ves disfrutando relajado en una playa, o te ves trabajando sin parar porque el dinero de tu jubilación no es suficiente para mantener tu calidad de vida?

La realidad es que hoy en día no es suficiente pensar que la pensión que se recibirá por la seguridad social permitirá cubrir todos los gastos de vida. Por lo que es necesario comenzar a ahorrar lo más temprano posible para poder sustentarte durante el retiro.

En parte, la razón por la que te sientes poco preparado para enfrentar el retiro es porque existen algunas creencias erradas sobre la jubilación. A continuación, te presentamos algunos mitos comunes sobre el retiro:

Mito 1: No necesitaré mucho dinero cuando me retire

Pregúntate, ¿cuándo tiendes a gastar más dinero? ¿Cuando estás trabajando o cuando tienes un día libre? Ahora toma en cuenta que el retiro se parecerá más a un domingo que a un lunes. Las personas tienden a gastar más durante el retiro que mientras trabajan, particularmente durante los primeros años. Se estima que los retirados necesitarán alrededor de un 70%-80% de su ingreso previo al retiro para mantener su calidad de vida. Si durante el retiro ya terminaste de pagar todas tus deudas, este dinero se tiende a destinar en actividades que tenías pendiente hacerlas, como viajar o hobbies.

Cuánto dinero necesitarás para gastos, y para ahorrar, dependerá en cómo administres tu presupuesto; y esto implica asumir que tus gastos no disminuirán en el retiro.

Además, no olvides que no debes confiar que la pensión de la seguridad social te permitirá cubrir todos tus gastos, por lo que comenzar a ahorrar desde temprano será la mejor decisión.

Mito 2: El sistema de seguridad social será suficiente para cubrir mis gastos de salud

Toma en cuenta que tu salud será posiblemente tu mayor gasto a futuro. No te confíes que el sistema de seguridad social podrá cubrir todos tus gastos de salud. Por tanto, contratar un seguro de salud privado a tiempo será la mejor forma de prevenir y prepararte para cualquier enfermedad o acontecimiento que afecte tu salud durante tu jubilación.

Mito 3: Pagar las deudas son la prioridad antes que el ahorro para mi jubilación

Poner el pago de deudas como tu prioridad o excusa para no ahorrar para el retiro es uno de los errores financieros más graves. Durante tu vida laboral, tendrás muchas deudas que pagar, por lo que, si no tomas la decisión de ahorrar lo más pronto, será difícil que lo hagas con el pasar de los años. Si te falta dinero durante el retiro, podrás significar una carga financiera para tus propios hijos cuando ellos estén tratando de proveer para su familia. Por tanto, asegúrate de identificar tus metas para el retiro, antes de plantearte otras metas financieras.

Mito 4: Seguiré trabajando si mis ahorros no son suficientes

Debido a que hoy en día las expectativas de vida son mayores, cada vez es más probable que tengas que trabajar más años que la edad tradicional para jubilarte (65 años). Pero no es realista creer que seguir trabajando será la mejor forma de cubrir tus gastos durante tu retiro. Debes planificar para la posibilidad de que ya no puedas trabajar durante tus años 60, y mucho menos durante tus años 80.  La razón es que los problemas de salud y discapacidades son responsables de la mitad de las jubilaciones tempranas. Por tanto, no debes confiarte que siempre estarás en la capacidad de trabajar cuando envejezcas.

Mito 5: Nunca podré ahorrar lo suficiente

No se te culpa por sentirte así. Es posible que cada vez que calcules cuánto necesitas ahorrar, los números que calculas suenan más como un sueño que una realidad. Pero, si esos números te frustran, enfócate menos en el número final y más en el acto de aumentar tus ahorros de forma continua y sin parar de ahorrar. Con un plan en marcha, te vas a sorprender cuando veas todo lo que puedes ahorrar, independientemente de cuándo comiences.

 

No importa en qué situación te encuentres, siempre puedes crear un plan financiero. Se trata de dar un paso a la vez y preocuparte por tu situación durante el retiro.

 

Tomado y adaptado de: www.learnvest.com

Estrategia para calcular cuánto puedes gastar en entretenimiento

Estrategia para calcular cuánto puedes gastar en entretenimiento

General Planificación y Presupuesto

Existen varias estrategias para realizar presupuestos, cada persona debe identificar qué estrategia funciona con su situación financiera personal. La siguiente estrategia ayuda a categorizar tus gastos, dar seguimiento y saber hasta cuánto podrás gastar semanalmente en diversión. A continuación, te explicamos cómo funciona:

  1. Categoriza tus gastos en cuatro grupos:
  • Gastos fijos: son los gastos mensuales que casi no fluctúan. Aquí puedes incluir tus gastos por arriendo, cuota de hipoteca, servicios básicos, gasto del teléfono celular, y algunas suscripciones que puedes tener al gimnasio o servicios por televisión (Netflix)
  • Metas financieras: estas son las cosas por las que estás ahorrando o estás tratando de pagarlas porque adquiriste un crédito para conseguirlas (entrada de una casa, vacaciones).
  • Gastos que no son mensuales: Son gastos que pagas por el año y no son mensuales. Por ejemplo, la matrícula del colegio o del auto, o los regalos de Navidad. Suma estos gastos y divídelos para 12, eso es lo que debes separar cada mes para poder cubrir estos gastos cuando lleguen.
  • Gastos flexibles: Esto incluye tus gastos mensuales en gasolina, entretenimiento, comida fuera de casa. Vamos a usar la estrategia para saber cuánto podrás destinar a este tipo de gastos cada semana.

 

  1. Calcula cuánto podrás gastar:
  • Comienza con tu ingreso mensual, resta tus gastos fijos, de metas financieras y los gastos anuales mensualizados. Lo que te quede será lo que podrás gastar en gastos flexibles. Divide este número para 4.3 (promedio de semanas en el mes) y eso es lo que podrás gastar cada semana sin ir más allá de tus posibilidades. Te damos un ejemplo:
  • Ingreso mensual: $2.000
  • Gastos fijos: $1.000
  • Contribución para conseguir metas financieras: $500
  • Mensualización gastos anuales: $200

Dinero disponible al mes para gastos flexibles: $2.000-$1000-$500-$200= $300

Lo que podrás gastar cada semana en entretenimiento: $300 /4.3 = $69.8

 

Si te das un tiempo al mes para realizar estos cálculos, será más fácil cumplir con tu presupuesto y tener mejores hábitos de gasto. Sé disciplinado y no gastes más allá de tus posibilidades.

Consejos para vivir dentro de tus posibilidades

Consejos para vivir dentro de tus posibilidades

General Planificación y Presupuesto

Ceñirse a tu presupuesto es como controlar tu peso. Así como no comer más calorías que las que quemas cada día te ayudará a mantener tu peso, gastar menos que lo que ganas te ayudará a equilibrar tu presupuesto. Si puedes controlar tu flujo de efectivo, podrás mantenerte con una mejor solidez financiera.

Sin embargo, al igual que contar tus calorías, ahorrar de manera regular es mucho más fácil de decir que de hacer. Usa estas sugerencias simples para poder vivir dentro de tus posibilidades:

  • Presta atención a tu dinero:

En primer lugar, reúne información. ¿Cuánto ganas cada mes y cuánto gastas? Para averiguarlo, analiza tus estados de cuenta bancarios minuciosamente. Luego, compara tus gastos con tus ingresos. Si gastas menos de lo que ganas, ¡felicitaciones! Eso significa que puedes ahorrar dinero para las metas importantes, como educación, un fondo para emergencias o la jubilación.

Si estás gastando de más, analiza dónde puedes hacer recortes. Vivir dentro de tus posibilidades implica entender tus gastos y gastar tu dinero de manera inteligente. Pregúntate qué cosas son realmente necesarias y cuáles son accesorias. Aquí es donde entra en juego la importancia de establecer prioridades y ejercer el control.

 

  • Crea un plan de gastos:

Una vez que hayas identificado tus prioridades, fortalece tu estrategia en un plan de gastos. Haz un bosquejo de cuánto piensas destinar a cada gasto según tus ingresos. Si superas tu presupuesto, descubre por qué y busca maneras de evitar sorpresas en el futuro. Establece un límite para el monto de dinero para diversión que puedes gastar e identifica algunos gastos inesperados que podrían surgir.

 

  • Haz que ahorrar sea un proyecto grupal:

Existen muchas maneras de ahorrar, pero para lograr un mayor impacto, considera la posibilidad de compartir tus metas con tus amigos y familiares, trabajando juntos para motivarse y alentarse entre sí a presupuestar y ahorrar. Establece metas individuales, mide el progreso de cada persona y celebra cuando alcances hitos importantes.

 

Vivir dentro de tus posibilidades implica entender tus gastos y gastar tu dinero de manera inteligente.

 

Fuente: https://www.wellsfargo.com/es/financial-education/basic-finances/build-the-future/setting-goals/live-within-means/

 

¿Qué puedes hacer con el dinero del pago de las utilidades?

¿Qué puedes hacer con el dinero del pago de las utilidades?

General Planificación y Presupuesto

Llegó el mes de abril, y varias de las empresas que han generado utilidades están listas para repartirlas a sus trabajadores.

Una vez que hayas recibido, te preguntarás, ¿qué puedo hacer con este dinero?

Te proponemos cinco usos que le puedes dar al pago de las utilidades:

1. Aprovéchalo de la mejor manera.

Recuerda que el dinero del pago de las utilidades no es un ingreso permanente, por lo que debes aprovecharlo de la mejor manera. Debido a que este dinero te llega solo una vez año y no tienes la seguridad de que lo vayas a recibir el próximo año, sería conveniente que destines este dinero para disminuir deudas que tengas en este momento.

2. Pagar tus deudas.

Si decides pagar tus deudas, lo más convenientes es que primero pagues tus deudas con mayor tasa de interés. Si haces una reducción de tu saldo, pues esto representará un ahorro de recursos que en el futuro podrás destinar a otras necesidades o imprevistos.

3. Comprar bienes o activos duraderos.

Utiliza las utilidades para comprar bienes duraderos o  activos que mejoren tu calidad de vida. Si tenías en mente comprarte un auto, una casa, remodelar tu vivienda familiar, comprar equipos de trabajo puedes utilizar tus utilidades como parte de pago.

4. Planificar tus gastos.

Es muy fácil que caigas en la trampa de gastar el dinero recibido sin planificar. Deberías realizar una lista de las cosas en las que te gustaría gastar, y tener disciplina para cumplir con los montos planificados para los gastos. No gastes todo de forma desesperada, piensa en tus necesidades antes de comprar cosas innecesarias, realiza compras inteligentes.

5.  Ahorrar

Si recibes un monto considerable de utilidad, sería importante que ahorres. Toma la decisión de tener un fondo de emergencia que te permitirá afrontar cualquier imprevisto cotidiano o en el flujo de tus ingresos. La recomendación básica, es tener al menos, entre tres y seis meses de tus gastos fundamentales ahorrados.

¿Tienes un mejor uso para el pago de tus utilidades?

Engaños comunes para que gastes más de lo que quieres

Engaños comunes para que gastes más de lo que quieres

General Planificación y Presupuesto

¿Te ha pasado que sales de compras por algo en específico y terminas con más cosas de las que habías planificado? Pues si es así esta nota es para ti. La mayoría de supermercados, tiendas o locales comerciales en general tienen diferentes trucos para hacer que las personas compren más de lo que desean.

Puede que en algún momento de tu vida hayas caído en alguna de estas trampas, debido a la publicidad masiva, los trucos del marketing o la desesperación. Pero no te preocupes aquí te dejamos algunos de los engaños más comunes que utilizan los locales comerciales para que lo pienses dos veces antes de comprar.

Descuentos. Uno de los engaños más comunes son los famosos descuentos, por lo general los locales comerciales ponen descuentos de hasta el 50%. Si bien algunas veces puedes encontrar algunas buenas ofertas, la mayoría de los comercios utilizan estos carteles para ofertar productos sin realizar una rebaja. Por lo tanto, siempre que vayas a comprar algún producto en descuento asegúrate que la compra salga realmente barata.

Ofertas por tiempo limitado. Los locales comerciales utilizan este truco para aumentar el sentido de la urgencia de esa compra, haciéndote creer que es indispensable, aun cuando ya hayas comprado todo lo necesario. Por eso, antes de realizar una compra en oferta limitada toma calma, y reflexiona si realmente necesitas ese producto.

No redondear los precios. Por lo general, los locales comerciales suelen poner sus precios en decimales (USD 1,99) esto con la idea de que lo que el producto que estás comprando no es tan caro y que su precio es muy cómodo. Pon mucha atención cuando veas este tipo de trucos, y trata de redondear el precio al valor próximo para tener una idea más real de su valor.

Compra hoy y paga después. Este tipo de ofertas son muy atrayentes porque al pagar dentro de unos meses, sentirás que puedes pagar con más facilidad, pero estarás adquiriendo una deuda que deberás pagarla a futuro.

Realiza tus compras y paga sin intereses. Hay que tener mucho cuidado con este tipo de trucos, ya que, si bien algunas veces puede ser cierto, en muchas ocasiones puedes terminar pagando los intereses de tus compras sin darte cuenta. Es importante que siempre revises el total de tus facturas al final de cada compra para que sepas realmente lo que estas pagando.

Tarjetas de socios. Si bien es cierto, que al adquirir una tarjeta de afiliación de cierto local comercial puedes gozar de pequeños descuentos en los precios o algunas otras ventajas como adquirir millas o puntos, el primer objetivo de estas tarjetas es que aumentes tu consumo.

Metas financieras que puedes alcanzar en el nuevo año

Metas financieras que puedes alcanzar en el nuevo año

General Planificación y Presupuesto

Empieza un nuevo año con nuevos objetivos y planes de vida. Muchas personas aspiran conseguir un nuevo trabajo, comprar una nueva casa, hacer ejercicio, viajar, hacer una maestría. Todas estas metas son importantes, pero no hay que dejar de lado tu situación financiera.

Te dejamos una serie de metas financieras que puedes alcanzar este nuevo año:

  • Crea un presupuesto mensual y cúmplelo. Saber en qué se va tu dinero cada mes, te ayudará a tener un adecuado control del mismo. Registra en tu presupuesto todos tus ingresos y todos tus gastos para que así puedas destinar tu dinero a cosas realmente importantes.
  • Empieza un fondo de emergencia. Las emergencias llegan sin aviso alguno y muchas veces te pueden causar problemas financieros graves, por esta razón es importante llevar un fondo de emergencia. Puedes destinar cierto porcentaje de tus ingresos en este fondo por algunos meses y de esta manera estar prevenido para cualquier eventualidad.
  • Reduce gastos hormiga. Estos gastos pueden ser los más perjudiciales para tu situación financiera, dado que son gastos diarios de los cuales no estás consciente (snacks, cafés, etc.). La mejor opción es tratar de reducirlos para que no afecten tu presupuesto.
  • Paga las deudas. Endeudarse o tener deudas no es malo, pero pueden convertirse en un gran problema financiero si no se lleva un adecuado control y pago de las mismas. Lo mejor es tratar de reducir dichas deudas en el tiempo más corto posible para que no se vuelvan una carga a futuro.
  • Termina el año sin deudas. Si lograste liquidar tus deudas o reducirlas, no busques generar nuevas deudas a no ser que sea muy necesario. Busca ahorrar un porcentaje de tus ingresos mensuales para de esta manera conseguir el dinero que necesitas para algo que quieres.
  • Ahorra para tu retiro. Sin importar la edad que tengas, es muy importante pensar en el futuro y en tu jubilación. Aprovecha el tempo que tienes ahora y destina un porcentaje a un fondo para tu jubilación, de a poco lograrás obtener un monto conveniente para vivir tranquilo en esta etapa de tu vida.

Ten en cuenta que todas y cada una de estas metas requiere de disciplina y compromiso para poder cumplirlas, no pienses en lo difícil que puede ser, si no por el contrario piensa en los beneficios futuros que te traerá cumplirlas.

 

Cumple con tus metas financieras este 2018

Cumple con tus metas financieras este 2018

Planificación y Presupuesto

Muchas personas comienzan el año fijando sus metas financieras, sin embargo la mayor parte de este grupo considera que muy pocas o ninguna de estas metas se cumplirán en este año. Entre las principales metas que se establecen están: ahorrar más, reducir los gastos y pagar las deudas. Lamentablemente, en promedio, las personas dejan de esforzarse por conseguir sus metas a las seis semanas de proponérselas. Parece que es muy complicado conseguir metas relacionadas con el dinero.
Te damos cuatro pasos que te pueden ayudar a cumplir con tus metas durante todo el año:

1. Fija tus metas
Decir simplemente que comenzarás a hacer un presupuesto no cuenta. Para poder cumplir con tus planes financieros, debes identificar una meta en la cual tengas que trabajar duro y esforzarte para conseguirla.
Si lo que deseas es ahorrar una cierta cantidad de dinero o pagar deudas, identifica exactamente cuánto necesitas. Al identificar esta cifra, puedes ver cuáles son los pasos a seguir para alcanzarla.
Una meta específica y clara se refiere a que si decides pagar una deuda de $1.200 de tu tarjeta de crédito, tendrás que tener $100 cada mes para pagarla.

2. Haz un plan
No tener un plan – es el plan de muchos. Pero, no quiere decir que sea un buen plan.
Para alcanzar tus metas no debes hacer sacrificios gigantes, pero, tienes que pensar cómo puedes ajustar tus gastos semanales y mensuales para que comiences a ver el progreso y cómo vas alcanzando las metas. Cuando construyes un plan financiero, te das cuenta en qué se va tu dinero cada mes.
Por ejemplo, conocerás cuánto de tu ingreso lo destinas en gastos esenciales como renta y servicios básicos. Y, cuánto de tu ingreso mensual puedes destinar a conseguir tus metas sin afectar a tu hogar.
No olvides de mantener gastos básicos y necesarios como seguros de vida, salud, y los ahorros para emergencias.

3. Maximiza tu futuro
Una vez que hayas determinado lo que vas a necesitar cada mes para cumplir con tus metas financieras y has identificado tus gastos necesarios, empieza a pensar en el largo plazo – lo que puedes hacer para aumentar tu patrimonio.
Esto puede incluir realizar una inversión, utilizar el dinero de una deuda para adquirir un bien, comprar una casa.

4. Conversa sobre tus metas
Mucha gente considera que al contar a otra persona sobre sus metas, les ayuda a cumplirlas.
La mejor manera de poner un plan en acción, es sentarse y hablar sobre tus metas con alguien responsable que te apoye, puede ser un amigo, tu pareja o alguien de confianza.
Finalmente, crea recordatorios sobre tus metas. Si escribes tus metas y las pones en un lugar visible, será mucho más fácil cumplirlas.

Tomado y traducido de: www.learnvest.com

¿Qué son los décimos y cómo puedes aprovecharlos al máximo?

¿Qué son los décimos y cómo puedes aprovecharlos al máximo?

General Planificación y Presupuesto

¿Qué son los décimos?

El décimo tercer y décimo cuarto sueldo son beneficios que recibes anualmente o mensualmente, si decidiste mensualizarlos, cuando eres empleado en relación de dependencia.

 

El Décimo Tercer Sueldo

 

decimo-cuartoEs un beneficio en forma de bono navideño que corresponde a un sueldo mensual completo sin descuentos.

 

 

 

 

 

 

El Décimo Cuarto Sueldo

decimo-tercer

Es un bono escolar que corresponde a un sueldo básico unificado vigente, que en el año  2017 es $375.

El décimo cuarto sueldo se paga hasta el 15 de marzo en la Costa y Galápagos, y hasta el 15 de agosto en la Sierra y Amazonía.

 

 

 

¿Qué puedes hacer cuando te paguen los décimos?

Puedes utilizar los décimos de forma eficiente para cubrir los fines de estos beneficios  – útiles escolares con el décimo cuarto y gastos de fin de año con el décimo tercero.

Sin embargo, si eres una persona que tiene la costumbre de planificar los gastos correspondientes con anticipación, es muy probable que tengas un poco de dinero de sobra y puedes considerar las siguientes estrategias:

 

Ahorro: En cualquier de los dos esquemas (anual o mensual), utiliza  los décimos para cumplir tus metas en el corto, mediano y largo plazo:

  • Crea un fondo de emergencia que te servirá cuando tengas algún imprevisto que está fuera de lo que presupuestaste.
  • Plantea una meta financiera y utiliza el décimo para alcanzarla, por ejemplo, comprarte un auto, pagar la entrada de una casa o realizar un viaje.
  • Crea un fondo para tu jubilación! Comenzar a planificar para tu vejez desde ya es una forma de cuidar tus finanzas personales en el futuro.
  • Si decidiste mensualizarlos puedes acordar que te hagan un débito automático por el monto adicional que vaya directamente a un fondo de ahorro.

Pago de deudas: Estos beneficios te pueden ayudar a saldar o cubrir una parte de tus deudas pendientes.

En especial si te encuentras sobreendeudado y el pago por deudas sobrepasa el 40% de tus ingresos regulares.

Recuerda que si el pago de deudas supera este porcentaje (40%) deberás priorizar esto antes que el ahorro.

 

Estos beneficios los recibes como un incentivo por tu trabajo en el año, ¡utilízalos de manera inteligente para cuidar tu salud financiera!

 

 

Planificación financiera para tu negocio

Planificación financiera para tu negocio

Planificación y Presupuesto Uncategorized

Autor: Gabriel Villamar

La planificación financiera es algo transversal para el desarrollo del negocio, a través de una adecuada planificación financiera puedes tomar decisiones acertadas para tu negocio y hacer frente a diferentes cambios que se puedan generar en el mercado. Algunos consejos a tomar en cuenta en el momento de planificar para tu negocio:

  1. Fija tus objetivos: a dónde quieres llegar con tu negocio, cual es el fin o las metas que te propones.
  2. Crea una estrategia para tu negocio: Identifica acciones, responsabilidades y recursos para concretar los objetivos propuestos.
  3. Realiza un estudio de mercado: esto te ayudará a tener una idea clara de quienes son tus principales competidores y tus ventajas o desventajas respecto a ellos.
  4. Invierte en tu negocio: destina un porcentaje de los ingresos obtenidos por el giro del negocio en el mismo. Puedes invertir en capital de trabajo, infraestructura, capacitación del personal, etc. Todo lo que represente un beneficio para el negocio a largo plazo.
  5. Crea un fondo para imprevistos: así como en las finanzas personales, pueden surgir imprevistos que afecten tus actividades comerciales, para esto es importante tener un colchón de ahorro que te permita hacer frente a esas eventualidades.
  6. Lleva un control de los gastos e ingresos del negocio: esto te ayudará a tener un adecuado manejo y mayor transparencia de las cuentas de tu negocio.
  7. Contrata a un experto contable: esto te permitirá llevar un balance correcto del negocio y te ayudará a tomar decisiones relacionadas a los temas contables y financieros.
  8. Evalúa a tus proveedores: es importante que hagas un seguimiento continuo a tus proveedores, de esta manera no correrás el riesgo de que te queden mal o fallar a algún cliente.