Lo que puedes aprender si rastreas tus gastos por un mes

Lo que puedes aprender si rastreas tus gastos por un mes

General Planificación y Presupuesto

Conoce qué sucede si te propones rastrear tus gastos durante un mes, de la misma forma en que rastreas las calorías ingeridas si estás en una dieta.

Dar seguimiento a tus gastos no es algo nuevo, y es un consejo financiero que muy posiblemente lo has escuchado. Sin embargo, como muchos, es probable que lo hayas ignorado porque no entendías el objetivo de hacer esto y pensabas que tú tienes una buena idea sobre cómo son tus gastos.

Sin embargo, si un día decides ver tu historial de gastos y analizar cuántos estás gastando en diferentes categorías (restaurantes, entretenimiento, vestimenta, tecnología, transporte, golosinas, etc), te vas a dar cuenta cuánto realmente estás destinando a esto. Muchos de estos gastos no tienen nada de malo, pero es muy posible que los hayas subestimado y no tienes una noción de cuánto realmente se te estás yendo en estos gastos. Tal vez, se te está yendo muchísimo dinero, tanto que con ese dinero podrías cubrir semanas de gastos en alimentos en el supermercado, la entrada de un auto y hasta meses de renta.

Por tanto, si decides seguir el consejo financiero y comenzar a registrar cada una de tus compras, vas a ver que es un ejercicio sencillo pero muy potente, y seguro aprenderás algunas lecciones sobre cómo estás gastando tu dinero.

 

  1. Gastar es la solución a los problemas

Para muchos, gastar es la primera solución ante un problema. ¿Necesitas estar en forma? Compra una caminadora que nunca usarás. ¿Necesitas un nuevo estilo? Visita una tienda y renueva tu guardarropa con ropa a la moda. No hay nada malo con gastar, pero se puede volver algo tan normal que no te das ni cuenta cuánto estás gastando.

La simple tarea de escribir con papel y lápiz cada compra que haces, te va a forzar a pensarlo bien antes de comprar. Este ejercicio te va a permitir estar más al tanto de cómo usas el dinero.

  1. Recortar gastos pequeños te puede llevar a ahorrar más de lo que piensas

Ponte a pensar qué pasa si dejas de gastar todos los días $2 en el café de media tarde. Mucha gente pensará cómo puedes llegar a ahorrar si dejas de comprar algo en lo que solo gastas $2.  El problema con esta actitud es pensar que “sólo son $2”. De hecho, este tipo de gastos van sumando y pueden llegar a representar un porcentaje importante en tu presupuesto mensual.

  1. Tener un presupuesto es indispensable

El manejar bien tu dinero comienza con tener un presupuesto. Si primero te pagas a ti mismo, ahorrando un porcentaje de tu ingreso antes de gastarlo, podrás distribuir de mejor forma el dinero en tus diversos gastos, siempre y cuando tengas unos lineamientos sobre cómo gastar. Si no defines reglas, empezarás a gastar como si medida y cuando pongas atención a las compras que has hecho, te darás cuenta de que más de la mitad fueron solo por impulso. Cuando te vuelves más consciente de tus gastos, te sorprenderás de cuánto espacio puedes tener en tu presupuesto y ahorrar más para conseguir tus metas.

  1. Dar seguimiento a tus gastos por un mes

Hay varias maneras de rastrear tus gastos. Ahora existen aplicaciones en los celulares en las que puedes ir registrando cada gasto por categorías, otra opción es crear una hoja de Excel o escribir en un cuaderno. Después de un mes, analiza en qué gastas diariamente, cada semana o cada mes, e identifica cómo te sientes con estos gastos.

Con esta foto de tus gastos, rétate a ti mismo a gastar menos el próximo mes. No es un ejercicio que tendrás que hacerlo para siempre, pero rastrear tus gastos es una buena forma de modificar tus hábitos y asegurarte de que te tomes conciencia de cómo gastas.

Tomar conciencia es el objetivo de este ejercicio. Será más fácil decidir cómo gastar el dinero que con tanto esfuerzo has ganado, y no significa que nunca más harás una compra por impulso. Para esto, podrás dejar un colchón para gastos no identificados.

Finalmente, tener un equilibrio en tus finanzas es importante. Planifica para esos gastos imprevistos con tiempo para poder cubrirlos, pero da seguimiento a tus compras de vez en cuando y cambia tus hábitos.  Te sorprenderás de cómo podrás reducir tus gastos si eres más consciente de cómo manejas tu dinero.

 

Fuente: www.nyt.com

Cómo sobrevivir la época de fiestas si estás en tus 20s

Cómo sobrevivir la época de fiestas si estás en tus 20s

General

Celebrar la época de fiestas si estás en tus 20s puede ser un momento crítico para tus finanzas. Si ya eres un adulto independiente, ahora eres responsable de decidir cómo vas a celebrar las fiestas, si darás regalos, si viajarás, si participarás en eventos, etc.

A continuación, te presentamos algunas decisiones que deberás tomar en esta época y cómo manejarlas de mejor manera.

  1. Sentir la presión de comprar muchos regalos

Cuando eres independiente, y tus padres ya no ponen tu nombre en los regalos y tarjetas navideñas, podrás darte cuenta cuánto realmente cuesta dar regalos.

Si tu presupuesto es limitado, conversa con tu familia sobre poner límites de precio a los regalos o propón el juego del amigo secreto así sólo comprarás un regalo.  En el caso de tus amigos o compañeros de trabajo, es mejor salir a almorzar o cenar en grupo en lugar de tener que comprar regalos para cada uno. Enfócate en pasar tiempo de calidad con la gente que te rodea en lugar de estar preocupado por qué comprar a cada uno.

  1. Compras interminables

Con las ofertas de fiestas que inician desde octubre, te vas a sentir como si las compras no terminan nunca. Por tanto, para los regalos que has decidido comprar, define un presupuesto y pon una fecha límite para terminar con las compras.

Da un espacio en tu presupuesto para regalarte algo, de esta forma te das un gusto y gastas sólo lo que has planificado.

  1. Equilibra las obligaciones con tu familia y con tu pareja

Definir cómo vas a celebrar las fiestas puede ser confuso si tienes una pareja. Querrás compartir las fiestas con tu pareja, pero tu familia también espera que estés presente en sus festejos.

Elije qué festejo compartirás con tu familia y cuál con tu pareja. Puedes pasar navidad con tu familia y año nuevo con tu pareja, o viceversa.

 

Al entrar a tus 20s tendrás varias responsabilidades que asumir, conocer tu realidad financiera actual te ayudará a manejar las fiestas de la mejor forma.

 

Fuente: www.learnvest.com

5 errores que debes evitar cuando viajas

5 errores que debes evitar cuando viajas

General Planificación y Presupuesto

Si eres de las personas que les gusta viajar, toma en cuentas estos errores que son fáciles de cometer para que los evites la próxima vez y no afectes tu presupuesto de vacaciones.

  1. Cambiar dinero en el aeropuerto

Generalmente, cuando llegas a un país con una moneda diferente a la de tu país tiendes a cambiar tu dinero en las casas de cambio del aeropuerto. Esto puede ser un error muy costoso. El problema es que las tasas de cambio y las comisiones son más altas aquí y puedes recibir menos dinero de lo que deberías.

Por ejemplo, podrías gastar unos $60 al cambiar $300. Es decir, podrías gastar un 20% de tu dinero en comisiones.  Es más recomendable sacar el dinero que utilizarás de un cajero automático de una institución financiera del país que visitas ya que el dinero que recibirás será con la tasa de cambio del día, sin comisiones y solo pagarás una tarifa fija por sacar el dinero.

  1. No chequear las tarifas del equipaje

Revisa la cantidad de maletas que podrás llevar de manera gratuita y el costo de cada maleta adicional. En la mayoría de los casos es permitido llevar una maleta de mano y otra maleta grande sin costo. Es decir, si planificas llevar dos o más maletas en carga averigua cuál será el costo adicional, de igual forma si te excedes del peso permitido.

Hay algunas aerolíneas de bajo costo que te permiten llevar solo una maleta de mano, así que deberás consultar el costo de llevar otra maleta y analizar si con estos costos adicionales aún vale la pena comprar el pasaje en esa aerolínea.

  1. Asumir que todas las ciudades tienen fácil acceso a transporte público

No todas las ciudades cuentan con un transporte público accesible para que puedas movilizarte. Muchas ciudades en el mundo no cuentan con metro o un sistema de transporte eficiente para movilizarte. Por lo que puedes terminar pagando mucho dinero en transporte. Planifica con anticipación cómo vas a trasladarte durante tu viaje, y busca las opciones de transporte en la ciudad que visitarás.

  1. Distraerte con una oferta

En algunas ciudades el hospedaje es barato, pero los restaurantes y transporte son muy caros. En otras, la alimentación puede resultar conveniente, pero un cuarto básico en un hotel puede costarte muchísimo dinero.

Al dejarte distraer por una buena oferta, como un pasaje barato, puede ser que no estés tomando en cuenta otros factores que pueden ser muy costosos. De ahora en adelante, antes de comprar un pasaje, primero considera todos los gastos que tendrás en el viaje.

  1. Olvidarte de los detalles

Mientras estás emocionado con tu viaje o con la planificación de este, es fácil olvidarse de detalles importantes. Por ejemplo, revisa si lo que estás pagando por el transporte cubrirá todos los lugares que quieres visitar, o si tendrás que pagar más para visitar un sitio que no está dentro del perímetro de la ciudad.

Revisa siempre los detalles de todos los gastos que estás haciendo. Chequea a detalle la factura en los restaurantes para ver que te estén cobrando por lo que consumiste, mira que los boletos de las atracciones incluyan todo lo que quieres conocer. Revisa siempre unas dos veces los detalles de lo que gastas y evita pagar más de lo que debes.

 

Fuente: www.learnvest.com

Checklist financiero para el mes de diciembre

Checklist financiero para el mes de diciembre

General Planificación y Presupuesto

Seguro has esperado con ansias la época de fiestas, toda la emoción de la época, las decoraciones y todos los eventos con familia y amigos. Que esta emoción no te haga descuidar tus finanzas personales, un checklist financiero te permitirá conocer tus prioridades este mes.

A pesar de todas las fiestas, puede ser muy fácil olvidarse de que es tu última oportunidad de hacer un progreso en tus metas financieras. Ahora es el momento perfecto para hacer realidad los últimos objetivos, de tal forma que puedas añadir tu bienestar financiera a la lista de motivos por los que celebrarás este año.

  1. Pon tu presupuesto de fiestas en orden

Puede que hayas gastado para las fiestas desde el mes de noviembre, lo que implica que tu presupuesto de fiestas quedó solo en buenas intenciones y no lo vas a cumplir. Sin embargo, en este punto aún puedes voltear esta situación. Los consejos a continuación te ayudarán a recuperar tu presupuesto de fiestas y hasta ahorrar en esta época. También podrías obtener dinero para ayudarte con tus gastos, si pones a prueba tu creatividad y habilidades.

  1. Maximiza los beneficios de tus empleadores

Con el fin del año algunos empleadores tienen obligaciones que cumplir, que incluyen algunos beneficios para los empleados. Asegúrate que des el mejor uso a estos beneficios, puedes utilizarlos para gastos de fiestas, comenzar tu ahorro para la jubilación, ahorrar para metas financieras como tus vacaciones del próximo año, estudios, comprarte un auto, etc., o pagar deudas.

  1. Da por terminadas las compras navideñas

Evita el caos que se genera en centros comerciales y aquellas compras por impulso dando por terminadas las compras navideñas lo más pronto posible. Sin el pánico de comprar al último minuto, será menos probable que compres cosas que no necesitas o caigas en aquellas compras disfrazadas de ofertas.

  1. Celebra lo que has obtenido en el año que termina

Tómate un tiempo para reflexionar sobre todo lo que has conseguido este año. Tal vez no conseguiste todas las metas que te propusiste, pero debe haber otras cosas que alcanzaste este año. Celebra lo que has obtenido en los últimos doce meses y luego piensa lo que querrás conseguir en los próximos doce meses. De esta forma comenzarás con pie derecho el año nuevo.

 

Fuente: www.learnvest.com

3 cosas que debes evitar comprar durante las fiestas

3 cosas que debes evitar comprar durante las fiestas

General

Estamos a puertas de entrar en la temporada navideña y de fin de año. Esta temporada suele caracterizarse por ser la más costosa del año. Entre comprar regalos para amigos y familiares, ser anfitrión o estar invitado a fiestas y cenas, viajar a ver a tus seres queridos; resulta difícil mantenerte dentro de tu presupuesto.

Sabemos que hay algunos gastos que no puedes evitarlos en época de fiestas, pero hay otros que sí puedes evitarlos. Aléjate de las trampas que te incitan a gastar y evita comprar las siguientes cosas:

  1. Regalos para ti mismo: Seguro tienes un presupuesto y una lista de regalos que comprar para tus amigos y familiares, y estás tratando de encontrar justo lo que pensabas para cada uno. En esta búsqueda es fácil que termines comprando una o un par de cosas para ti también. Estas compras extras van sumando a tus gastos de fiestas y pueden llevarte a no cumplir con tu presupuesto. Sé firme y rígete a la lista que has hecho. Ya habrá otro momento en que te des un regalo.
  2. Decoraciones de fiestas: Tal vez estás soñando en una linda decoración para tu casa, muchas luces y adornos, sin embargo, lo recomendado es que hagas la decoración con lo que ya tienes y esperar para el próximo año. Puede haber descuentos interesantes el año próximo unos meses antes de fiestas y podrás decorar tu casa como esperabas y con un menor presupuesto que si lo haces en diciembre.
  3. Tarjetas navideñas: Evita comprar tarjetas de papel y opta por enviar tarjetas electrónicas, es una forma de ahorrar y ser bueno con el ambiente. Hay muchos sitios donde las ofrecen gratis, y de igual forma, les harás llegar tu cariño y mejores deseos a tus amigos y familia.

 

Adaptado de: www.learnvest.com

Consejos para hacer ejercicio sin gastar mucho

Consejos para hacer ejercicio sin gastar mucho

General Planificación y Presupuesto

La importancia de tener un cuerpo sano toma cada vez más relevancia en nuestra sociedad. El ejercicio sin duda es un hábito que te ayuda a mantenerte saludable. Sin embargo, muchas personas consideran que hacerlo puede ser costoso ya que relacionan con pagar altas membresías a gimnasios, comprar accesorios o equipo costoso, etc. No siempre es así, puedes lograrlo sin perjudicar a tu presupuesto. Te damos algunos consejos de cómo hacerlo:

  1. Aprovecha las ofertas: Cada vez más la gente se preocupa por ejercitarse, por lo que las tiendas y gimnasios también aprovechan para ofrecer frecuentemente ofertas. Analiza si estos descuentos te convienen sin afectar tu presupuesto.
  2. Comienza a hacer ejercicio al aire libre: Aprovecha los espacios públicos como parques para ir a correr, caminar, ciclear o practicar un deporte como tenis, fútbol, básquet. Están a tu disposición y no tendrás que gastar nada por su uso.
  3. Descarga una aplicación móvil de ejercicio: Existen una variedad de aplicaciones gratuitas de ejercicio para tu celular para practicar rutinas de ejercicios diarios. Algunas pueden tener un costo, analiza si podrás cubrirlo y sobre todo si lo vas a utilizar.
  4. Encuentra clases gratuitos en tu comunidad: Existen algunos grupos que brindan clases de aeróbicos, trote, yoga, baile, etc., de forma gratuita en parques o espacios públicos. Podrás ejercitarte sin costo y te integrarás a tu comunidad.
  5. Adecúa tu propio gimnasio en casa: Si tienes un espacio, podrás adecuar un lugar para ejercitarte en casa, usa el dinero que destinarías a un gimnasio privado para adquirir equipo necesario para hacer ejercicio desde casa.
  6. Busca gimnasios básicos: No necesitas inscribirte al gimnasio más exclusivo ni caro, puedes buscar gimnasios con el equipamiento básico para ejercitarte. Estos suelen ser mucho menos costosos y cumplirás con tu objetivo de mantenerte activo.
¿Tener tu dinero en una o más instituciones financieras?

¿Tener tu dinero en una o más instituciones financieras?

General

Cuando se analiza donde ahorran las personas su dinero, generalmente te encuentras con dos tipos de personas: las que son leales a una sola institución financiera y tienen todo su dinero ahí, y aquellas que les gusta distribuir su dinero en varias instituciones.

Cómo organizas tu dinero te puede ayudar a hacerlo crecer. A continuación, te presentamos los pros y contras te tener cuentas en una sola institución frente a tenerlo en varias.

Razones por las que debes tener tu dinero en una sola institución financiera:

Recuerda cuando tus padres te llevaron por primera vez a abrir una cuenta bancaria para que puedas guardar tu dinero de tu cumpleaños, graduación, etc. Puede ser que te quedaste con esa cuenta bancaria hasta que eres adulto. Nadie te culpa, tener tus cuentas en una sola institución puede facilitarte la vida, esto significa que:

  • Solo deberás visitar o ingresar a la página web de una sola institución para acceder o chequear tus cuentas. No tendrás la necesidad de recordar múltiples números de cuenta, usuarios o contraseñas.
  • Si te cambias de dirección o tus datos de contacto cambian, sólo tendrás que actualizar los datos con una institución.
  • Podrás hacer transferencias entre cuentas con mayor rapidez y facilidad, las transferencias serán directas y automáticas.
  • Podrás revisar tu situación financiera y revisar tus cuentas de ahorro y corriente en un mismo sitio.

También recuerda que tener todas tus cuentas en una misma institución significa que la institución tiene un mayor incentivo para tener una relación más cercana contigo como cliente y podrá ofrecerte ciertos beneficios y mejores condiciones. Esto dependerá mucho de la institución con la que trabajes.

Razones por las que debes considerar tener tu dinero en varias instituciones financieras:

Aunque tener todo tu dinero en una sola institución parece la opción más simple, puede que no sea la mejor opción cuando tu situación financiera y metas cambian. Algunas razones por las que tener cuentas en varias instituciones puede ser la mejor opción:

  • Podrás tener mejores tasas de interés: Si tienes una meta de ahorro específica como comprarte un auto, irte de vacaciones, estudiar o construir tu fondo de emergencias, seguro querrás tener la mejor tasa de interés que te ayude a hacer crecer tu dinero. Por tanto, lo mejor será buscar opciones para ver lo que las instituciones financieras del mercado están ofreciendo.
  • Será más difícil que “te prestes dinero”: Al tener en una misma institución todas tus cuentas, serás más fácil transferirte dinero de tu cuenta de ahorros a la corriente cuando te haga falta dinero para pagar tus gastos. Si tienes en diferentes instituciones te tomará más tiempo hacerte estos préstamos y podrás cuidar mejor tus ahorros sin desviarte de tu plan.
  • Diversifica: Es mejor tener tu dinero diversificado en varias instituciones que tomar el riesgo de tenerlo solo en una. Si algo ocurre con una institución financiera no pondrás en riesgo tu riqueza que con tanto esfuerzo has conseguido tener.

Existen muchas más razones por las que puedes tener tu dinero en una o varias instituciones. A la final la estrategia que elijas deberá reflejar tu situación financiera personal y tus metas a futuro.

Lecciones que aprenderás si dejas de salir de compras por un mes

Lecciones que aprenderás si dejas de salir de compras por un mes

General Planificación y Presupuesto

A mucha gente le encanta ir de compras, es una forma de socializar con amigos, desestresarse y divertirse. Sin embargo, te has preguntado si, ¿estás saliendo de compras demasiado y gastando más de lo que deberías?

Qué tal si te propones dejar de salir de compras durante un mes, pones a prueba tu fuerza de voluntad y miras si hay una diferencia en tu cuenta bancaria.

Obviamente, tendrás que poner algunas reglas, está permitido salir de compras de alimentación, para alguna actividad en especial o si debes comprar un regalo para alguna ocasión. Pero, no saldrás de compras sin un fin definido o para satisfacer un deseo.

Si te pones a prueba, podrás aprender algunas de estas lecciones sobre tus patrones de compra:

  1. Estás rodeado/a de estímulos para comprar

Seguro piensas que este experimento es fácil de cumplir, te propones evitar ir a centros comerciales y listo. Sin embargo, te darás cuenta de que no es simple, por todo lado estás rodeado de estímulos que te invitan a consumir, desde redes sociales, correo electrónico, periódicos, vallas publicitarias, etc. Aprende a ser un consumidor inteligente y evita caer en estos estímulos. Trata de que tus compras a futuro sean intencionales y no por la tentación de comprar.

 

  1. Existe una diferencia entre deseo y necesidad

Una vez que tus cuentas están pagadas y tienes un dinero extra para gastos discrecionales, seguro tienes el impulso de irte de compras. Es muy fácil convencerte que necesitas unas sandalias nuevas para el verano o un nuevo terno de baño para ir a la playa. Te has preguntado, si, ¿realmente necesitas hacer estos gastos? Seguramente no, pues son sólo deseos.

 

  1. Salir de compras te hace sentir bien

Comprar cosas nuevas te hace sentir mejor. Tal vez entre las compras que hiciste la última vez, te compraste unos zapatos nuevos para sentir más profesional en tu trabajo, o te compraste un accesorio deportivo para ejercitarte más, o el último celular para tener la última tecnología. Hacer este análisis de tus compras pasadas te permitirá darte cuenta si realmente necesitas hacer todos estos gastos. Tómate tiempo para revisar si lo que quieres comprar realmente necesitas antes de tomar la decisión.

 

  1. Amas las ofertas

Nada te hace sentir mejor que haber comprado algo en oferta, es muy difícil no comprarlo si está en descuento. Y seguro piensas que, si aprovechas la rebaja, seguro ahorras mucho dinero. Pero, las tiendas aprovechan sus estrategias de venta para periódicamente ofrecer los productos en oferta, por lo que constantemente estarás comprando.

Después de un mes a prueba, te darás cuenta de que tienes más dinero en tus cuentas. También, aprenderás varias lecciones para administrar de mejor forma tu dinero, y evitar hacer compras solo por impulso.

 

Tomado de www.learnvest.com

Cómo construir tu historial de crédito desde cero

Cómo construir tu historial de crédito desde cero

Crédito General

Ser una persona que le gusta hacer todos los pagos en efectivo no es algo malo, probablemente tienes muy poca o ninguna experiencia utilizando crédito. Esto puede no ser tan favorable cuando finalmente necesites aplicar a un préstamo o a una línea de crédito.

Sin un historial de crédito, no tendrás un score de crédito, por lo que será más difícil que te otorguen un crédito o te lo darán con términos no muy favorables, como con una tasa de interés más alta.

Comienza con el pie derecho cuando tengas que construir tu historial de crédito, no es tan difícil hacerlo. Sigue los siguientes pasos:

  1. Obtén una tarjeta

Si tienes un empleo estable y estás recibiendo un ingreso mensual puedes comenzar aplicando a una tarjeta de crédito. Los emisores de las tarjetas analizarán tu perfil laboral y te podrán otorgar tu primera tarjeta con un cupo inicial que suele ser no muy alto.  Asegúrate de ser responsable manejando tu línea de crédito y paga a tiempo tus consumos, esto garantizará que empieces con pie derecho a construir tu historial y te permitirá incrementar tu cupo a futuro.

 

  1. Comienza a usar de a poco tu línea de crédito

Crear tu historial no es complicado, pero toma tiempo, disciplina y conocer esta herramienta. Algunas personas creen que usar todo su cupo asignado significa que tendrás un score más alto, esto es mentira. En realidad, los prestamistas se preocupan de tu comportamiento administrando tu crédito, es decir si eres un buen pagador y tu nivel de endeudamiento actual.

 

  1. Tómate en serio las fechas de pago

Tu historial de pagos se basa en qué tan responsable has sido con el pago de tus cuotas. Para que no se te escape ninguna fecha de pago, utiliza recordatorios o programa débitos automáticos en tus cuentas. Si eres puntual en el pago de tu crédito, tu calificación de crédito mejorará, además evitarás el pago de multas o intereses por no pagar.

 

  1. Revisa tu progreso

Para tener un excelente historial crediticio tienes que revisar periódicamente cómo estás administrando tus deudas. Analiza tu presupuesto y evita que tus deudas sobrepasen el 40% de tus ingresos mensuales. Si sobrepasan este porcentaje es una alerta de que estás sobre endeudado y debes dejar de endeudarte, pues esto deteriorará tu historial crediticio.

 

El crédito es una buena herramienta para conseguir tus metas si es utilizado con disciplina. Comienza a construir tu historial de crédito y sé un buen pagador para tener más opciones a futuro.

Qué hacer si te desviaste de tus metas anuales

Qué hacer si te desviaste de tus metas anuales

General Planificación y Presupuesto

Cuando comienza el año tienes muchas metas financieras en mente. Planificas gastar menos, ahorrar más, comenzar a ahorrar para el retiro y crear tu fondo para imprevistos. Ahora, que ya han transcurrido algunos meses del año, ¿cómo van tus metas?

Si esta pregunta te hace sentir un poco decepcionado, no te preocupes, te entendemos; puede ser que tus metas fueron muy ambiciosas o que tuviste algunos imprevistos durante este año que te desviaron del camino para conseguirlas.

Ahora que ya han transcurrido algunos meses, puede ser que te sientas rendido y esperas que se acabe el año para plantearte nuevas metas el próximo. Pero, no te rindas aún, no es tan tarde para poder conseguir tus metas de este año.

Paso 1: Descubre qué tan desviado del camino estás

Antes de realizar un plan para encaminarte para conseguir tus metas, debes identificar qué tan desviado estás del camino. Por ejemplo, si tu meta del año era incrementar tu patrimonio, calcula tu patrimonio actual sumando todo el dinero que tienes en tus cuentas bancarias, inversiones, bienes y restando tus deudas. Si tu meta era disminuir las salidas a comer fuera de casa, revisa cuánto has gastado en este rubro durante el año, revisa tus estados de cuenta o estima cuándo has gastado cada semana. Si tu meta era pagar tus deudas, chequea cuánto estás debiendo al momento.

Analiza toda tu información financiera que tengas disponible para conocer cuál es tu panorama financiero actual.

 

Paso 2: Identifica por qué te desviaste del camino

Ahora que ya conoces los números, es momento de hacerte un autoanálisis para conocer qué fue lo que te hizo desviar del camino. Podrás identificar una causa específica, puede ser alguna emergencia o imprevisto que te ocurrió durante el año.

Pero, si no eres capaz de identificar una causa, puede ser que nunca tuviste un plan en marcha para conseguir tu meta. En su mayoría, la gente se propone metas muy generales, como: “Quiero ahorrar mucho dinero”, pero no tienes una idea clara de cómo lo vas a conseguir. O puedes haberte propuesto disminuir los gastos en el supermercado, pero no fuiste muy específico en cómo lo lograrías, ni te planteaste un monto de cuánto quisieras gastar.

En el caso de que sí hiciste un plan, puede ser que no fue sostenible en el largo plazo. Puede ser que fuiste muy general y no identificas los detalles o un plan de acción para conseguir la meta.

Si identificas las razones por las que no estás consiguiendo tus metas, puedes comenzar a trabajar en el siguiente plan de ataque para poder alcanzarlas.

 

Paso 3: Presiona el botón de reseteo

Dependiendo de qué tan lejos estés de alcanzar tu meta, valdría la pena que revises nuevamente tus metas financieras para convertirlas en metas más razonables y alcanzables.

Utiliza la técnica SMART, que dice que tus metas deben ser específicas, medibles, accionables, realistas y con una temporalidad. Por ejemplo, si tu meta para el año fue ahorrar más dinero, la puedes convertir en una meta SMART si la redefines: “quiero ahorrar $100 dólares mensuales en mi cuenta de ahorros en los próximos 6 meses, y tener $600 para irme de vacaciones a la playa con mi familia por fin de año”

 

Paso 4: Define metas semanales

Muchas veces, la gente se desvía de sus metas porque no rastrean su progreso con mayor frecuencia. Desarma tu meta del año en metas más pequeñas que puedas rastrearlas con mayor periodicidad, como cada semana.

Por ejemplo, si tu meta financiera fue no gastar más de $200 mensuales en gastos discrecionales (restaurantes, ropa, conciertos, fiestas), será más fácil planificar no gastarás más de $50 cada semana. Esto te facilitará dar seguimiento a tus gastos, ya que puedes identificar cada semana cuánto dinero destinaste a estos gastos y tomar correctivos si te desviaste.

 

Paso 5: Automatiza lo que puedas

Evalúa lo que puedas automatizar para alcanzar tus metas de forma más fácil. Por ejemplo, puedes programar pagos automáticos de tus tarjetas de crédito para disminuir tus deudas y no pagar los mínimos, o programar débitos de ahorro de tu ingreso mensual hacia una cuenta de ahorros.

 

Aún no es tarde para retomar el camino para conseguir tus metas. Pon en práctica estos consejos y mira cómo alcanzas tus metas propuestas.

 

Tomado y adaptado de: www.learnvest.com